¿Qué es la hiperhidrosis?

Sudar es una función natural y necesaria del cuerpo para regular la temperatura y eliminar toxinas. Sin embargo, cuando se vuelve excesivo o incontrolable en áreas como las axilas, manos, pies e incluso el rostro, puede tratarse de un problema médico conocido como hiperhidrosis. 

Esta condición afecta a millones de personas en todo el mundo y puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes la padecen. Desde manchas antiestéticas hasta dificultades sociales y emocionales, la hiperhidrosis puede causar una serie de molestias e incomodidades que pueden ser difíciles de manejar. 

En esta entrada del blog, exploraremos qué es exactamente la hiperhidrosis, sus causas y las diferentes opciones de tratamiento disponibles para aquellos que buscan alivio.

Entendiendo la hiperhidrosis

La hiperhidrosis es una condición médica en la cual el cuerpo produce sudor de manera excesiva, incluso cuando no hay una razón obvia como el calor o el ejercicio. Puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero comúnmente se presenta en las palmas de las manos, plantas de los pies y axilas. 

Tipos de hiperhidrosis  

Existen dos tipos de hiperhidrosis:

  • Hiperhidrosis primaria: Cuando la sudoración se produce sin ningún problema médico, se conoce como Hiperhidrosis Primaria. Esto ocurre porque los nervios que están conectados a las glándulas sudoríparas se vuelven hiperactivos y producen más sudor del necesario. Suele ser hereditaria.
  • Hiperhidrosis secundaria: Cuando la sudoración excesiva se debe a un problema médico subyacente, se conoce como hiperhidrosis secundaria.

Ahora bien, en función de la localización de la sudoración la hiperhidrosis puede ser:

  • Hiperhidrosis focal: Cuando la sudoración es incontrolada sólo en determinadas zonas, se habla de Hiperhidrosis Focal. Las manos, los brazos, la cara, los pies y la ingle son las zonas habituales de sudoración excesiva.
  • Hiperhidrosis generalizada: Cuando todo el cuerpo sufre sudoración excesiva, se conoce como Hiperhidrosis Generalizada.

La mayoría de los casos de hiperhidrosis comienzan en la adolescencia, pero pueden desarrollarse antes o después en la vida.

Causas de la hiperhidrosis 

Si bien, no se conoce exactamente por qué ocurre esta sobreproducción de sudor, se cree que hay varios factores que pueden contribuir a su desarrollo. Estos incluyen:

Genética

La hiperhidrosis puede tener un componente genético, ya que se ha visto que tiende a afectar a miembros de una misma familia. Por lo que si tus padres o hermanos padecen esta condición, es más probable que tú también la desarrolles en algún momento de tu vida.

Afecciones médicas

En algunos casos, la hiperhidrosis puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente. Por ejemplo, el hipertiroidismo, que es una condición en la que la glándula tiroides produce hormonas en exceso, puede aumentar la producción de sudor. 

Medicamentos

Algunos medicamentos tienen la sudoración excesiva como un posible efecto secundario. Entre estos se incluyen ciertos antidepresivos, medicamentos para la presión arterial y tratamientos hormonales. 

Glándulas sudoríparas hiperactivas

En muchas personas, la hiperhidrosis es causada por glándulas sudoríparas que son demasiado activas. Esto puede ocurrir en áreas específicas del cuerpo como las manos, las axilas, la cara y el cuello. Las glándulas sudoríparas en estas áreas pueden recibir señales incorrectas del sistema nervioso, indicando al cuerpo que debe sudar más de lo necesario.

¿Qué se puede hacer para controlar la hiperhidrosis?

Controlar la hiperhidrosis puede ser un desafío, pero ¡tranquilo! Hay opciones efectivas que pueden marcar una gran diferencia. Una de las alternativas más populares y con resultados a largo plazo es el uso de microinyecciones de neuromoduladores

Estas microinyecciones funcionan al reducir la actividad de las glándulas sudoríparas, ya que detienen la transmisión nerviosa que les indica que deben producir sudor. En esencia, al recibir el tratamiento, las glándulas sudoríparas se vuelven menos activas y, por lo tanto, producen menos sudor.

¿Cómo es el procedimiento?

Cuando decides someterte a este tratamiento con neuromoduladores, uno de nuestros profesionales en la Clínica Engel & Valenti Antiaging evalúa tu caso y determina dónde se deben realizar las microinyecciones

Una vez identificadas las áreas problemáticas, se administra una serie de pequeñas inyecciones con neuromoduladores directamente en la piel. El procedimiento es relativamente indoloro y se realiza de forma rápida y precisa. Tras la sesión, puede haber un poco de hinchazón o enrojecimiento en las zonas tratadas, pero desaparecerá rápidamente.

¿Cuando se aprecian los resultados?

Generalmente, los efectos de las microinyecciones de neuromoduladores comienzan a ser evidentes a los 2-4 días después del tratamiento. Sin embargo, el resultado completo puede tardar hasta aproximadamente 2 semanas. Es un proceso gradual, así que no te preocupes si no notas una diferencia inmediata. 

Y si bien, los efectos del tratamiento pueden ser duraderos, generalmente es necesario repetir las inyecciones anualmente. Esto se debe a que, con el tiempo, las glándulas sudoríparas pueden volver a recibir las señales nerviosas y reanudar la producción excesiva de sudor. 

Por lo tanto, repetir el tratamiento con neuromoduladores una vez al año puede mantener los resultados en el tiempo y ayudarte a vivir sin la constante preocupación de la sudoración excesiva.

¿Es seguro el tratamiento?

Por supuesto. Las microinyecciones de neuromoduladores son consideradas seguras y han sido aprobadas para abordar la hiperhidrosis. Sin embargo, como con cualquier procedimiento médico, es importante discutir con un médico si este tratamiento es adecuado para ti, especialmente si tienes alguna condición médica subyacente o estás tomando otros medicamentos.

En la Clínica Engel & Valenti Antiaging, estás en buenas manos

En la Clínica Engel & Valenti Antiaging, entendemos lo desafiante que puede ser vivir con hiperhidrosis, y estamos aquí para ayudarte. Contamos con un equipo de profesionales altamente capacitados y experimentados, dedicados a brindarte la mejor atención posible.

Antes de iniciar cualquier tratamiento, nuestros médicos realizarán una evaluación de tu historial médico para asegurarse de que eres un buen candidato y para determinar la dosis más adecuada para ti.

Además, en nuestra clínica seguimos estrictos protocolos de seguridad y utilizamos solo productos de alta calidad y aprobados por las autoridades sanitarias. Estamos comprometidos con brindarte los mejores resultados posibles mientras garantizamos tu seguridad y bienestar.

¡No permitas que la sudoración excesiva controle tu vida! Programa una consulta con nosotros hoy mismo y descubre cómo podemos ayudarte a controlar tu hiperhidrosis de manera efectiva.